By Edmar Ariel Lezama | April 29, 2013 8:31 AM CDT

Sobre la toma de Rectoría en la UNAM

Últimas Noticias de Educación

Sobre la toma de Rectoría en la UNAM

 

Sobre la toma de Rectoría en la UNAM
Sobre la toma de Rectoría en la UNAM

Al momento de escribir estas líneas es domingo 28 de abril por la noche, y aún no se ha tomado ninguna decisión clara por parte de las autoridades locales y federales sobre qué hacer con los que han tomado la torre de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desde hace varios días.

Tal vez ya se tenga una decisión al interior de la Secretaría de Gobernación y es evidente que por cuestiones de no arriesgar lo planeado se guarden los comentarios al exterior sobre la estrategia que tomarán, aunque la pasividad del gobierno hace suponer que las prioridades del Estado son otras, como por ejemplo atender la visita de Barack Obama a nuestro país que inicia el próximo jueves 2 de mayo.

No le resto importancia a la visita de un Presidente de Estados Unidos a México, pero la toma de instalaciones de la UNAM es algo que ocurrió desde hace diez días, y la denuncia contra los ocupantes lleva un plazo de siete días. El escenario anterior sin lugar a dudas debe hacernos pensar sobre todos los actores involucrados en este conflicto, ya que la política mexicana y la aplicación de la justicia se mueve al ritmo que conviene a algunos.

Por ejemplo, el argumento que se da para no actuar es la autonomía de la Universidad, aunque debemos recordar que la UNAM no es un país dentro de otro país y que dicha autonomía es para que la institución busque la creación de planes y programas de estudio a su conveniencia y elegir a sus autoridades de forma independiente y no deban ser aprobados por el Congreso de la Unión o el Ejecutivo Federal, tal como ocurre con otros colegios como el Instituto Politécnico Nacional (IPN), por lo que una hipótesis sobre el conflicto puede rondar sobre asuntos de control interno en la UNAM.

Los personajes visibles en la toma de Rectoría son figuras ligadas a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), con poco bagaje ideológico, pero que sirven de forma precisa a los intereses de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para alcanzar sus objetivos, pues su protesta ha polarizado la opinión al interior de la máxima casa de estudios y puede darle protagonismo a ciertos docentes o directores de Facultades e Institutos para negociar y aparecer a cuadro y ganar espacios de poder.

No debemos olvidar que Facultades e Institutos en la UNAM como la de Ciencias Políticas y Sociales, Economía o la de Filosofía y Letras son controlados por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), por lo que el rompimiento de López Obrador con su antiguo partido llevó a  MORENA a la búsqueda de esos espacios al interior de la Universidad Nacional, compitiendo con el PRD por el control en varias escuelas.

El Movimiento de Regeneración Nacional sabe que infiltrarse en la UNAM es un negocio, tal como le ocurrió al PRD, ya que dicha situación los hace fuertes en una instancia con peso político nacional y que cuenta con un presupuesto importante, además de beneficiar a sus cuadros con plazas de docencia a tiempo completo sin que éstas se sometan al riguroso proceso debido.

La toma de Rectoría de la UNAM por personajes de la UACM debe ser leída bajo ese enfoque, ya que si ellos dan como principal argumento la autonomía universitaria para que se escuchen sus demandas y no entre cualquier policía a desalojarlos, debemos preguntarles por qué alumnos de otras instituciones violan esa autonomía que ellos señalan para imponer el diseño de planes y programas de estudio.

Al final del día tanto la Secretaría de Gobernación y el gobierno de la Ciudad de México deben estar enterados de las formas y objetivos reales de los ocupantes, aunque la pasividad más que dañar al Rector José Narro como algunos periodistas señalan por parte de políticos en el poder, se debe a la estrategia que seguirá la autoridad Federal y local para no ceder tantos espacios a MORENA, tratar de seguir avanzando al Partido Revolucionario Institucional (PRI) al interior de la UNAM tal como ocurre ya con algunas brigadas de jóvenes y que el PRD no pierda lo que ha ganado ahí desde 1997.

Al final la educación y la adecuación de planes y programas de estudio es lo que menos vale.


Edmar Ariel Lezama
@edmar_ariel

 

This article is copyrighted by International Business Times.
Share

Discutir este artículo

Agregue los comentarios como invitado o Ingrese para seguir los comentarios
*Name
International Business Times Secutiry Check
Security Code