By Edmar Ariel Lezama | February 18, 2013 7:56 AM CST

Recaudar más para qué

Últimas Noticias de Opinión

Recaudar más para qué

En América Latina la constante recomendación de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha puesto sobre la mesa la necesidad de reformar los sistemas fiscales, pues ese debe ser el inicio de un largo camino al crecimiento económico. El óptimo es que exista un gran número de contribuyentes, lo cual garantiza una buena recaudación y por ende, mayor cantidad de recursos monetarios disponibles para el Estado y todos sus proyectos en puerta.

Recaudar más para qué
Recaudar más para qué

En México se discute entre el Gobierno Federal, empresarios y clase trabajadora la posibilidad de emprender este año una reforma fiscal, la cual garantice una cierta independencia de los recursos que se reciben de Petróleos Mexicanos (PEMEX), aunque de momento parece que ninguna de las partes medita sobre las condiciones que deben existir para que haya éxito al momento de cambiar las reglas de recaudación.

Un primer obstáculo a sortear es el alto grado de corrupción al interior de los tres niveles de gobierno. Mientras el grueso del país siga observando que el manejo de los recursos federales no se hace con la mayor claridad posible, siempre existirá la renuencia por parte de los contribuyentes a evadir sus obligaciones. Hoy el Estado mexicano sigue siendo considerado por su población como corrupto, a la par que es confirmado por organismos internacionales al momento de evaluar de forma negativa a nuestro país.

La redistribución de lo recaudado es otro aspecto que juega contra posibles reformas fiscales, ya que mientras buena parte de ese gasto no se destine a creación de infraestructura o programas sociales, difícilmente la población se sentirá animada a la contribución vía pago de impuestos.

En 2012 para México en lo concerniente a inversión pública, el gasto se contrajo en 6.5% respecto al año anterior; un 21.2% menos al rubro de comunicaciones y transportes; 19.4% de recorte al sector agropecuario y pesquero. En nuestro país se gasta de forma muy desigual, ya que de todos los sectores, el único que mantiene un crecimiento sostenido en su presupuesto año con año es el ejército, mientras que ciencia y tecnología lo sufre a la baja.

La única forma en que se puede obligar a todo mundo a pagar impuestos es a través del IVA, ya que al consumir, de forma invariable se debe hacer la contribución por dicha compra, por lo que legisladores mexicanos plantean la posibilidad de homogeneizar el IVA a todos los bienes y servicios, mientras otros se inclinan por hacerlo de forma escalonada según el tipo de bien o servicio.

Necesitamos razonar ahora en el sentido de los demandantes y entender cuánto se puede dejar de consumir por un alza de precios. Una familia adinerada mexicana muchas veces no se detiene a elegir entre un producto y otro por una cuestión monetaria, sino más bien por efectos de la publicidad y el estatus que genera consumir ciertos artículos. La producción de bienes para sectores de altos ingresos en ningún momento se verá afectada debido al alza de precios vía subida del IVA.

Todo lo contrario ocurre cuando hablamos de una unidad familiar de recursos bajos, ya que su consumo se destina en un 90% a la compra de alimentos y uso de transporte público.

Una subida generalizada del IVA no hará que esas familias consuman menos viajes de autobús o metro, ya que ellos son vitales para acceder a sus centros de trabajo o escuelas en caso de estar matriculados; esa alza de precios los llevará a consumir menos alimentos o buscar sustitutos de menor precio y por ende calidad también. Una caída en el consumo de bienes para obreros, también trae como consecuencia que ese sector revise su plantilla laboral a la baja para seguir manteniendo el mismo margen de ganancia. Ante tal escenario, funciona  mejor implementar un escenario de IVA escalonado, pensando en los bienes que consumen las clases adineradas y obreras.

Otro aspecto que nuestros legisladores no han considerado, es replantearse la forma en cómo se gasta, pues de momento, tan sólo se exigen mayores recursos los cuales no siempre se destinan a salud, educación e infraestructura. Antes de buscar una reforma fiscal, se debe explicar cuál es la mejor forma de optimizar nuestros recursos. 

Edmar Ariel Lezama

@edmar_ariel 

 

 

Archivo
Recaudar más para qué
This article is copyrighted by International Business Times.
Share

Discutir este artículo

Agregue los comentarios como invitado o Ingrese para seguir los comentarios
*Name
International Business Times Secutiry Check
Security Code