By Edmar Ariel Lezama | January 16, 2013 10:20 AM CST

La capital de Venezuela es La Habana

Últimas Noticias de Mundo

La capital de Venezuela es La Habana

 

La capital de Venezuela es La Habana
La capital de Venezuela es La Habana

Conforme los días transcurren, la situación política venezolana sigue girando en torno al total desconocimiento de la salud de Hugo Chávez, ya que los nombramientos y decisiones se dan desde La Habana, aunque sin tener la certeza de que los mandatos sean producto del razonamiento y meditación de Chávez o de los hermanos Castro.

Hugo Chávez hoy día es rehén de Cuba, ya que a pesar de que Presidentes latinoamericanos han decidido visitarlo para conocer el estado de salud del todavía mandatario de Venezuela, de acuerdo a informaciones publicadas en Granma, tan sólo se les permite una reunión con Raúl Castro en una sala del aeropuerto José Martí, para informar los avances del enfermo.

Los Presidentes sudamericanos que han asistido a Cuba a cerciorarse de primera fuente cuál es el estado real de Chávez, no lo hacen por motivos de hermandad bolivariana, sino para comenzar a planear una estrategia en temas energéticos en el corto plazo. Saber si Chávez está consciente y lúcido o en una fase terminal y en estado de coma, plantea dos escenarios diferentes, ya que la negociación es distinta cuando se realiza con Nicolás Maduro o el mismo Chávez.

Para Cristina Fernández, después de la nacionalización de la industria petrolera en Argentina, Venezuela era el lugar de donde provenía asesoría técnica y estratégica sin costo alguno; para el Ecuador de Rafael Correa y la Bolivia de Evo Morales, contar con el apoyo de Hugo Chávez era recibir barriles de crudo a muy bajo costo que casi nunca terminan siendo pagados.

En Cuba, la situación no es muy diferente a la de los países citados, ya que una de las válvulas de escape en los últimos años para La Habana es el petróleo que llega regalado a esa nación como un motivo de agradecimiento por parte de Chávez a Fidel.

En el año 2002, en el fallido intento de golpe de Estado en Venezuela, el único Presidente que estuvo en contacto con los cercanos al primer círculo de poder chavista fue Fidel Castro. En "Biografía: Fidel Castro a dos voces" hecha por Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatic, el mayor de los Castro narra cómo intervino en dicho suceso. A continuación, un fragmento del mencionado libro.

"Nosotros decidimos entonces asumir la defensa de la democracia", cuenta Castro y en La Habana se asienta un espacio de difusión mediática de la crisis de Venezuela. Castro movió hilos de poder para arropar a Chávez con declaraciones de la hija de Chávez de que su padre era "un presidente arrestado" y no renunciado. Sigue Fidel su operación estratégica para proteger a Chávez: "Le digo a ese oficial que lo más urgente es saber dónde se encuentra detenido Chávez y enviar fuerzas leales a rescatarlo. Me pide entonces que hable con su superior jerárquico y me lo pasa. Le repito lo afirmado por la hija de Chávez y que éste sigue siendo el presidente constitucional. Le recuerdo la lealtad necesaria, le hablo de Bolívar y de la historia de Venezuela... Y ese alto oficial, en un rasgo de patriotismo y de fidelidad a la Constitución, me afirma que si es cierto que Chávez no ha dimitido él sigue siendo fiel al presidente arrestado".

Los militares golpistas no saben qué hacer. Uno de ellos afirma que iban a enviar a Chávez a Cuba, pero La Habana responde que si llega "lo reenviamos para Venezuela en el primer avión".

Fidel habla con el general que había contactado y éste ratifica dónde estaba detenido Chávez: "con mucho respeto le aconsejo tres cosas fundamentales: discreción, eficacia y fuerza muy superior. Los paracaidistas de la base de Maracay, la mejor unidad de las fuerzas armadas venezolanas, fieles a Chávez, se encargan del rescate".

Después del rescate Castro dice: "yo casi no dormí en esos dos días que duró el golpe de Caracas, pero valió la pena ". Lo principal para Fidel fue que no se repitiera la tragedia de Chile en 1973: Allende se suicidó y con ello terminó la lucha de la Unidad Popular. Por ello Fidel le insistió a Chávez que no renunciara.

Hugo Chávez en agradecimiento nunca cobra las cuentas petroleras a La Habana, a diferencia de La Paz o Quito, donde a pesar de que casi nunca se pagan, no existen las mismas condiciones que con los cubanos.

Argentina, Bolivia y Ecuador saben del trato preferencial que Venezuela tiene con La Habana desde ese 2002 y entienden que hoy día los hermanos Castro han aprovechado tal situación al punto de convencer a Chávez de operarse en Cuba en vez de hacerlo en España o Rusia, tal como citan los cables diplomáticos de Wikileaks. Una cirugía y pos operatorio tendría más éxito en cualquiera de los dos países citados, pero el mandatario venezolano confió en el ofrecimiento de Fidel.

Los Castro hoy son voceros de Hugo Chávez, aunque justo aquí resulta válido preguntarse qué tan beneficioso para el pueblo venezolano es que los máximos líderes cubanos sean quienes hayan apoyado la figura de Nicolás Maduro en vez de la de Diosdado Cabello y que hayan validado a Elías Jaua como Ministro del Exterior. Resulta sospechoso que Maduro y Jaua se mantengan como figuras de poder en Venezuela y a la par sean cercanos al régimen cubano. Más de una ocasión Diosdado declaró que no hay chavismo sin Chávez, por lo que a su muerte se tendría que buscar un modelo social, pero sin los gastos que representa regalar petróleo al exterior.

Hoy los Castro tienen como rehén a Chávez, a tal grado de que las decisiones de la nación bolivariana pasan por La Habana. Una Cuba imperialista, al estilo de Estados Unidos. Que contradicción.

Por Edmar Ariel Lezama

@edmar_ariel

This article is copyrighted by International Business Times.
Share

Discutir este artículo

Agregue los comentarios como invitado o Ingrese para seguir los comentarios
*Name
International Business Times Secutiry Check
Security Code