By Edmar Ariel Lezama | November 12, 2012 11:04 AM CST

Natalicio de Carlos Fuentes motiva a reflexión de su obra

Últimas Noticias de Mundo

Natalicio de Carlos Fuentes motiva a reflexión de su obra

 

El día 11 de noviembre buena parte de la esfera cultural recordaba al escritor mexicano Carlos Fuentes por ser la fecha de su natalicio. Los homenajes en su mayoría no cuestionaban la debilidad de sus últimas obras y los errores cometidos durante su cercanía al poder político mexicano.

Como escritor, él no quiso dejar pasar la oportunidad de emular a Balzac e intentar escribir "La Comedia Humana" a la mexicana. Honoré de Balzac deseaba describir fielmente a la sociedad francesa en 137 novelas, que obviamente no pudo terminar. Carlos Fuentes intentó y logró el objetivo al principio de su carrera con tan sólo tres obras: "La región más transparente", "Las buenas conciencias" y "La muerte de Artemio Cruz". En las anteriores novelas se puede leer a un Carlos crítico, audaz y fuerte en sus contenidos. "La Comedia Humana", partiendo de la Revolución Mexicana y el Cardenismo como eje rector que describe a México y sus habitantes. Esas tres obras le valieron a Fuentes ser el elegido por los libreros y editores para ser material de exportación latinoamericano.

A partir de ese momento, al ahora fallecido escritor  le ocurrió lo que a la mayoría de intelectuales mexicanos, ya que el Gobierno lo sedujo para que él fuera una especie de vocero y justificara decisiones políticas. Carlos era adecuado para tal labor, pues nunca se apartó de una formación ideológica surgida de la Revolución Mexicana; la misma corriente que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) enarboló en sus contenidos educativos y de toma de decisiones durante gran parte del siglo XX. Tal vez "La cabeza de la hidra" sea el ejemplo más claro de cómo  Fuentes fue leal buena parte de su vida al régimen priista, pues en dicha novela, se engrandece la labor de los colaboradores de Luis Echeverría y su postura frente al petróleo por aquellos años.

La obra citada en el párrafo anterior no es la única prueba de la relación de Carlos con el PRI, ya que el Fuentes ensayista siempre fue blando con su postura frente al régimen. Muchos intelectuales latinoamericanos buscando acabar con las dictaduras, enfrentaron con asombro la afirmación del autor de "Gringo viejo" sobre la democracia, ya que de acuerdo a sus palabras, ese forma de gobierno es imperfecta y poco útil para las sociedades. Sobra decir cómo eran las elecciones Federales y locales en el México del siglo XX.

Otro asunto revelador que marcó la vida de Fuentes incluso más que su obra, fue la estrecha relación que mantuvo con Luís Echeverría. El escritor mexicano siempre fue defensor de las medidas represoras del ex Presidente, al grado de afirmar en el diario Excélsior el día 22 de julio de 1972  que "dejar aislado a Echeverría es un crimen histórico de los intelectuales".

Es probable que la seducción, los premios que se pueden obtener a través de la diplomacia cultural, fueran motivos de peso para no ser tan constante con la escritura, ser miope con las políticas del régimen y de esa manera aceptar cargos en el Servicio Exterior. Pareciera que el mejor Fuentes se hizo fuera de los reflectores que da el poder. Carlos como enviado en Europa por parte del Estado mexicano, fue menos prolífico en su prosa, intentó deslindarse y ser imparcial con el gobierno priista, pero siempre cayó en contradicciones. Algunas veces afirmaba que Echeverría no tenía ninguna responsabilidad en el "Halconazo" de 1971 o la matanza de 1968 en Tlatelolco; mientras otras ocasiones soltaba declaraciones como: "El 10 de junio se cometió un crimen. Y si ese crimen no es castigado, será difícil, a pesar de las manifiestas intenciones de Echeverría, creer en su política de apertura democrática. El problema es espinoso porque el crimen del Jueves de Corpus es hijo del crimen de Tlatelolco; obedece a una misma política y, acaso, lo cometieron las mismas manos y lo imaginaron las mismas cabezas".

El Carlos Fuentes maduro ya no mostró consistencia en sus novelas, los argumentos e historias en ellas eran débiles. Algo poco esperado de un escritor que afirmaba ser disciplinado y dedicarse todos los días a la lectura-escritura desde las siete de la mañana hasta el mediodía.

Hoy, a medio año de su muerte, es la oportunidad de retomar la lectura de la obra de Fuentes, pero sin olvidar su pasado ligado al PRI y a Echeverría, pues sólo así sabremos si su aportación es capaz de sobrevivir al tiempo y olvido de los lectores. Es probable que más de un lector que hoy dicen ser sus admiradores motivados por la nueva fama que le dio  su muerte se sorprendan de lo inconsistente y de su postura política, mientras otros simplemente recordarán el consejo que Gabriel Zaid le dio: "si eres amigo de Echeverría, ¿por qué no le ayudas privadamente con el mayor servicio que nadie puede hacerle al  convencerlo de que la matanza de Corpus no es un pelo cualquiera en la sopa de la apertura, o si él cree, como don Porfirio, que todavía no estamos preparados?"

Edmar Ariel Lezama
@edmar_ariel
edmar_ariel@hotmail.com

 

 

 

This article is copyrighted by International Business Times.
Share

Discutir este artículo

Agregue los comentarios como invitado o Ingrese para seguir los comentarios
*Name
International Business Times Secutiry Check
Security Code