By Edmar Ariel Lezama | August 27, 2012 9:18 AM CDT

La educación en México es obligatoria por las razones equivocadas

Últimas Noticias de Mundo

La educación en México es obligatoria por las razones equivocadas

 

La educación en México es obligatoria por las razones equivocadas
La educación en México es obligatoria por las razones equivocadas

A día de hoy en México, la educación a nivel básico, es decir, la primaria y secundaria son de carácter obligatorio, lo cual nos da un lapso de 9 años de instrucción.

A nivel nacional, de acuerdo a cifras del Consejo Nacional de la Población (CONAPO), el dato de escolaridad en personas de 15 años o más es de 8.6 años en 2011, lo que significa que los habitantes de México en promedio, están cerca de concluir con la educación secundaria.

A pesar de que la educación en nuestro país es obligatoria, ni siquiera podemos presumir nueve años de instrucción a nivel global. Si las cifras comenzamos por desagregarlas, un 7% del total de México no sabe leer ni escribir; 4.8% sabe leer y escribir, pero no tiene ningún grado escolar; un 30% tiene la primaria como único grado escolar completo. Todas las cifras son para 2011 y proporcionados por CONAPO.

Teniendo un panorama de la situación educativa en México, vale la pena reflexionar sobre los cambios de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en la forma de evaluar a los niños en el nivel primaria, ya que de acuerdo a sus nuevos lineamientos, el primero y segundo grado serán de aprendizaje y no se reprobará a nadie, colocando a los alumnos casi de manera inmediata en el tercer año.

Hasta aquí, el punto a destacar es la forma heterogénea de evaluación durante seis años y la desvinculación entre las formas de enseñanza. Si el primer y segundo año no se pondrá una calificación, nos debemos remitir a un proceso de aprendizaje donde se consideren aspectos cualitativos del trabajo, como la asistencia, puntualidad, esfuerzo e interés mostrados en clase.

Si los dos primeros años son formativos en el aspecto de que en ese tiempo se debe aprender a leer y contar de manera satisfactoria, lo razonable es que en el tercer año los nuevos conocimientos adquiridos y el avance académico también sean evaluados de forma cualitativa. Lo ideal es que los seis años se califiquen de la misma manera.

El argumento para no reprobar a nadie y permitir que los niños escalen en grados escolares se basa en la experiencia sueca, finesa o canadiense, donde al suprimir las notas no aprobatorias, el nivel educativo se elevó considerablemente.

Lo que faltó diseñar por parte de la SEP para cancelar las calificaciones de cinco es una reforma de fondo, tal como ocurrió en los países citados anteriormente, donde antes de prohibir notas reprobatorias, se procuró ampliar los horarios escolares, capacitar y filtrar al magisterio antes de ponerlos frente a un aula, entender la dinámica social para crear planes y programas coherentes de acuerdo al entorno de la comunidad y las necesidades de la misma.

El punto de partida es claro y de dolorosa elección. En primer lugar se puede seguir evaluando de forma cuantitativa y reprobando a quien no haya demostrado ningún avance académico, para de esa forma filtrar poco a poco a quien está capacitado para emprender estudios superiores. Aunque la anterior es una solución que a pocos puede gustar, es la que el sistema económico en el que vivimos ha impuesto. Si deseamos que en la educación primaria y secundaria se consideren aspectos cualitativos, debemos emprender una reforma del modelo económico e incluso demográfico, ya que la enseñanza al estilo de Suecia, Finlandia o Canadá es más útil con pocos alumnos y no con grupos de 50 niños en cada salón. En promedio en la ciudad de México, cada aula a nivel básico cuenta con un rango de 42 a 50 niños en promedio en las escuelas públicas, mientras que en estados como Chihuahua o Sonora la cifra baja hasta los 25, según datos de la propia SEP.

Al final lo único que se busca con la "no reprobación" es alcanzar esos nueve años de escolaridad, que por fin justificarían y darían sentido a la educación obligatoria en México, pero sin pasar por los cambios necesarios para alcanzar la calidad antes que la cantidad de años completos.

 

Edmar Ariel Lezama
@edmar_ariel

 

Archivo
La educación en México es obligatoria por las razones equivocadas
This article is copyrighted by International Business Times.
Share

Discutir este artículo

Agregue los comentarios como invitado o Ingrese para seguir los comentarios
*Name
International Business Times Secutiry Check
Security Code