By Edmar Ariel Lezama | April 10, 2012 10:06 AM CDT

Imágenes en campaña política no siempre dicen la verdad

Últimas Noticias de Politica

Imágenes en campaña política no siempre dicen la verdad

 

Imágenes en campaña política no siempre dicen la verdad
Imágenes en campaña política no siempre dicen la verdad

Es normal que en la actualidad la mayor carga electoral se centre en la televisión. El hecho de que en ese medio de comunicación se pueda jugar con las imágenes, el color de ellas y su movimiento, genera una sensación diferente en el electorado que si dicho mensaje hubiera sido publicado en un periódico o transmitido en la radio. Incluso las imágenes que se difunden fuera de los espacios que marca la ley electoral  son igual de cuidadas que las producidas para un comercial por parte de los candidatos y sus equipos de campaña.

La última secuencia de imágenes filmadas y difundidas a miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue el día  de la muerte del ex Presidente de México, Miguel de la Madrid y las horas  posteriores hasta el momento de su homenaje en Palacio Nacional.

En la casa del difunto se acondicionó un espacio para que los cercanos a él se despidieran del cuerpo. A la cita acudió el candidato del PRI a la Presidencia de México, Enrique Peña. El mexiquense asistió al lugar, se tomó fotografías haciendo una guardia junto al féretro y se retiró afirmando que no participaría en el homenaje que se realizaría en Palacio Nacional.

Al final del día existe una doble intención a todo lo anterior. La primera, ser fotografiado y filmado para después, mostrar lo capturado en medios impresos y electrónicos, pues eso significa un poco de publicidad fuera de los espacios oficiales; la segunda, no aparecer junto a los personajes del pasado priista que estaban obligados a asistir a Palacio Nacional a dicho homenaje.

En televisión y prensa escrita se podía observar a Carlos Salinas de Gortari, Francisco Labastida, Pedro Joaquín Coldwell y Eruviel Ávila arribando a Palacio Nacional para homenajear a Miguel de la Madrid. Los cuatro anteriores personajes al aparecer juntos, mostraban unidad al interior del PRI, pues Francisco Labastida siempre trabajó al lado de Ernesto Zedillo hasta convertirlo en candidato presidencial en el año 2000. El hecho de aparecer Carlos Salinas al lado de Francisco Labastida intenta borrar esa percepción ciudadana de dos alas del PRI, la zedillista y salinista, aunque hoy quien mayor peso tiene en el partido sigue siendo la salinista. Una segunda intención de la instantánea es proteger a Enrique Peña, ya que al no estar presente en el lugar, no se puede maximizar la crítica de su cercanía con la facción salinista del PRI.

Al final del día  el vínculo es inevitable, ya que ellos cuatro llevan varios años trabajando juntos. No olvidemos que el hoy presidente nacional del Revolucionario Institucional, Pedro Joaquín Coldwell, saltó al gabinete federal gracias a Carlos Salinas de Gortari, nombrándolo encargado del turismo mexicano a través del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) y Secretaría de Turismo (SECTUR). A la muerte de Luis Donaldo Colosio, su nombre fue una opción para ocupar esa vacante. Hoy Pedro Joaquín Coldwell es presidente del PRI a nivel nacional y aprobado por Enrique Peña a la salida de Moreira por malos manejos de recursos públicos en Coahuila.

Eruviel Ávila es el sucesor de Enrique Peña en la gubernatura del Estado de México. Los cuatro destacados asistentes a Palacio Nacional tienen algún vínculo cercano a Enrique Peña a pesar de no estar en la fotografía oficial.

Otro detalle que se intentó cuidar fue el pasado laboral del difunto homenajeado. Miguel de la Madrid entregó cuentas desastrosas para la administración pública: PIB creció en promedio 0.3% durante su mandato, inflación de 86.7 % en el mismo periodo y de las 1150 empresas públicas, se finalizó el sexenio con 600 provocando desempleo al alza (datos de INEGI).

Cercanos a Enrique Peña afirman que toda la culpa no fue de Miguel de la Madrid, si no de su antecesor José López Portillo. Habrá que recordar que Miguel de la Madrid fue Secretario de Programación y Presupuesto en el sexenio de López Portillo, por lo que los fallos heredados son una mala excusa a su deficiente trabajo.

Los asesores en imagen de Enrique Peña sabían que si él asistía al homenaje en Palacio Nacional, fácilmente se podía recordar a los habitantes de México el pasado desastroso en asuntos económicos, pasado priista; además de relacionarlo con Carlos Salinas y la elección federal de 1988.

Lo mostrado en prensa escrita y visual no es la realidad priista ni de Peña Nieto y sus colaboradores más cercanos.

 

Cortesia PRI
Imágenes en campaña política no siempre dicen la verdad
This article is copyrighted by International Business Times.
Share

Discutir este artículo

Agregue los comentarios como invitado o Ingrese para seguir los comentarios
*Name
International Business Times Secutiry Check
Security Code