May 17, 2010 5:47 PM CDT

Respuesta de EE.UU. al derrame en Golfo es centro de atención

Últimas Noticias de Politica

Respuesta de EE.UU. al derrame en Golfo es centro de atención

Los legisladores de Estados Unidos pondrán a prueba la respuesta del gobierno a la explosión y subsecuente derrame de petróleo de BP en la Costa del Golfo el martes, a lo que el jefe de una de las dos agencias principales que reaccionó al desastre, testifica ante el Senado.

Dispersante de petróleo
La tripulación de un avión Basler BT-6T es visto echando dispersante de petróleo.

El comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado de los EE.UU. está llevando a cabo hoy una audiencia para evaluar la respuesta de EE.UU. para el derrame del Golfo.

El Departamento de Seguridad Nacional, que incluye la guardia costera de los EE.UU. , ha desempeñado diversas funciones en su respuesta al desastre. Mientras que la Guardia tomó la iniciativa en una misión de búsqueda y rescate inmediata de 11 trabajadores desaparecidos tras la explosión en la plataforma petrolera Deepwater Horizon el 20 de abril, ésta se enfocó más tarde en ayudar a coordinar los esfuerzos de BP y los organismos militares de E.E.U.U. para proteger a la costa del Golfo del derrame de rápido crecimiento.

Hasta ahora, los funcionarios dicen que ha habido un impacto mínimo en la línea costera y la vida silvestre, pero la posibilidad de una gruesa columna bajo el agua del petróleo, que no ha sido bien monitoreada puede resultar en una cantidad desconocida de daños cuando tiempo después se lave en su llegada a tierra.

En sus últimos esfuerzos para controlar el derrame, la Guardia, en coordinación con la Agencia de Protección Ambiental, ha aprobado el uso de dispersantes submarinos de petróleo para ser utilizados en la fuga del derrame bajo el agua, en un esfuerzo por tratar a un mayor porcentaje del petróleo. Los esfuerzos de BP durante el fin de semana para reducir la cantidad de fugas de petróleo en el océano han mostrado cierta mejoría.

La Guardia Costera ha ayudado en una variedad de maneras, incluyendo a solicitar la ayuda del ejército estadounidense para transportar equipos y para la distribución de dispersantes de petróleo desde aviones. También ayudó en la creación de una zona de concentración donde BP podría comenzar a desplegar más de 304.8 kilómetros de flotadores para proteger la fauna y las costas.

En tierra, la Guardia Costera también participó en sesiones diarias de información a los residentes locales, los políticos y los medios de comunicación para mantenerlos al tanto de las novedades. También se ha hecho un último recurso de ayuda para los lugareños que se sienten insatisfechos con la promesa de BP para asumir la responsabilidad de los problemas derivados del derrame.

En una investigación que están llevando a cabo junto con el Departamento de Interior, las agencias del gobierno están tratando de descubrir qué fue lo que llevó a la explosión. Las primeras señales, reveladas en audiencias anteriores, muestran que hubieron muchos errores en los sistemas de respaldo. Algunos expertos han pedido la mejoría de los estándares en los dispositivos de emergencia con que cuentan las plataformas petrolíferas.

Entre las responsabilidades de la Guardia será la de investigar las circunstancias relacionadas con las muertes, lesiones, pérdida de propiedad y daños ambientales.

Stephen Lehmann/U.S. Coast Guard/handout / Reuters
La tripulación de un avión Basler BT-6T es visto echando dispersante de petróleo.
This article is copyrighted by International Business Times.
Share

Discutir este artículo

Agregue los comentarios como invitado o Ingrese para seguir los comentarios
*Name
International Business Times Secutiry Check
Security Code